Gallo pinto

Gallo pinto

No busques el gallo porque no lo vas a encontrar. El nombre le viene a este plato vegetariano por los colores pues  la salsa de los frijoles negros tiñe el arroz blanco dándole los mismos tonos que las plumas de los gallos pintos. Es el plato tradicional de Costa Rica y Nicaragua, ticos y nicas lo incluyen en su menú diario y creo que alguna diferencia tienen respecto a su origen. Pero en los dos países lo hacen igual de rico.

Es imposible olvidar esos desayunos con huevos, pollo y gallopinto regados con jugos naturales de maracuyá, piña o mango. Y ese café aromático y  transparente que a veces se confundía con el té. Y las sonrisas, y la misma lengua tan diferente y tan cercana.

La mejor manera de curar la morriña centroamericana fue saboreando el gallo pinto en casa. Encontré el sabor exacto que añoraba en la receta de www.mis-remedios-caseros.com  y cuando lo cocino vuelvo de visita a aquellas tierras tan entrañables. Si no tienes frijoles negros a mano puedes sustituirlos por alubias moradas, como aparece en la foto. Es una versión más castellana que necesita de algún bailecito  para llevarte igual de lejos por aquellos lares.

Ingredientes

  • 200 g de fríjoles negros o alubias moradas
  • 300 g de arroz blanco ya cocinado
  • 1 buen manojo de cilantro fresco
  • medio pimiento verde
  • media cebolla mediana
  • 4 cucharadas de aceite de pepita de uva o de girasol
  • unas gotas de salsa Tapatío o Tabasco

Preparación

  1. La víspera poner los frijoles negros en remojo.
  2. Al día siguiente, cubrirlos de agua y cocerlos con una hoja de laurel y un poco de sal hasta que estén tiernos. Esto depende de la calidad de los frijoles. En mi caso suele ser unos 25 minutos en olla a presión tradicional, pero en cazuela normal te llevará una hora u hora y media. Vigila que no se evapore toda la salsa.
  3. En una sartén grande calentar el aceite y dorar el pimiento bien picado y la cebolla picada muy menuda.Pochando el pimiento y cebolla
  4. Cuando empiece a tomar color, añadir el arroz blanco frío de la nevera.
  5. Saltear unos instantes y añadir los fríjoles negros con un poco de su salsa para que tiña el arroz.
  6. Añadir el cilantro picado, como unas 4 cucharadas soperas bien llenas. Remover.
  7. Rectificar de sal y añadir unas gotas de  tapatío o tabasco.
  8. ¡Y listo!Gallo pinto centroamericano
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrantes, Sin gluten y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s