Alitas de pollo glaseadas

OLYMPUS DIGITAL CAMERAQuizás parezcan potentes y contundentes, pero estas alitas son tan delicadas y ligeras como deliciosas. Asiáticas tenían que ser. Hay que servirlas con arroz para subrayar su carácter oriental, formando un plato único en verano y un buen entrante en invierno.

El conjunto de especias aporta sabor y textura a la carne, pero no oculta la gracia del pollo. Son piezas menudas que se cocinan con rapidez y se prestan a tomarlas con los dedos. Lo más difícil es contenerse  a la hora de mojar su salsa brillante con inmejorables tropezones de pan tierno. Prueba a comerlas con palillos: entre lo que lleva aprender a manejarlos y las risas que surgen por los errores de precisión, se te pasan las ganas de acabar con la salsa.

Ingredientes

  • 1 kg de alas de pollo partidas y sin la punta
  • 60 g de aceite (girasol y oliva sirven)
  • 5 dientes de ajo
  • 80g de miel
  • 80g de salsa de soja
  • el zumo de un limón grande
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo, pimienta y paprika al gusto

Preparación

  1. Pelar los ajos y majarlos en el mortero hasta hacer una pasta. Añadir poco a poco la miel, el zumo de limón, el jengibre y la salsa de soja, hasta que quede una salsa homogénea.
  2. Poner a marinar las alas de pollo con esta salsa durante una media hora, por lo menos. Si puedes una hora, ganan en sabor.

    Marinando las alas

    Marinando las alas

  3. Sacar las alas de la marinada, reservándola para más adelante.
  4. Calentar el aceite en una cazuela pequeña y saltear las alas de pollo hasta que estén doradas.
  5. Añadir ahora la marinada reservada y cocer a fuego lento dando vueltas hasta que la salsa se haya reducido (unos 30 minutos).

    Cocinando las alas

    Cocinando las alas

  6. Añadir la pimienta y la paprika, si se usa.
  7. Servir con arroz (mejor basmati o arroz salvaje).
Alitas de pollo glaseadas

Alitas de pollo glaseadas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrantes, Segundos, Sin gluten y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Alitas de pollo glaseadas

  1. Mónica dijo:

    En casa adoran esta receta, niños y mayores!!! Deliciosa!

    Me gusta

    • Es que son tan tiernecitas y sabrosas, Mónica…Y se comen tan fácil, casi sin utilizar cubiertos, que te las puedes llevar de excursión y todo. Me imagino a Olivia comiéndolas y diciendo “mmmmmmmmmhhmmm”…

      Me gusta

  2. maverick4386 dijo:

    ¡Ayer las hice y me han salido muy buenas! Hemos mojado en el trabajo la salsa con pan. Lo único que en la elaboración, la salsa se me quedó muy corta, y tuve que hacer más sobre todo para la cocción final. ¡No sé por qué me salió tan poca!. En fin, el caso es que al final salieron muy muy buenas.

    Me gusta

    • Solo se me ocurre que quizás tuvieras mucho calor, que pusiste el fuego muy alto en lugar de hacerlas a fuego lento y con tapa, que es como quedan mejor. Pero no lo dejo claro en la receta, eso es verdad. ¡Me encanta que te animes a probar cosas nuevas!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s