Calamares en su tinta

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

O chipirones, que son los de la imagen, pequeñitos y tiernos. Los calamares frescos de verdad, si los encuentras, son insuperables. Si no es el caso, te apañas con unos chipirones descongelados que con la salsa bien hecha saltan a la vista reclamando ser disfrutados de uno en uno, a bocaditos.

Cada vez que los hago recuerdo lo ricos que  salieron aquella vez que se me rompió el asa de la sopera, justo cuando iba a ponerla en la mesa. Gran parte del contenido  saltó a la pared cercana, que quedó teñida como una mala película de terror, con sus trocitos y todo. Los que quedaron viables fueron sorteados por riguroso orden: estaban soberbios.

Pero no hace falta que los lances al aire para que te salgan bien. Generalmente son agradecidos y como se asientan con el paso del tiempo, puedes hacerlos con antelación para asegurar tu éxito. A mis amigos internacionales la tinta les da un poco de reparo, pero cuando se atreven a probarlos suelen repetir. Tenlo en cuenta porque éste es uno de esos platos  que da un poco de aprensión cuando no lo conoces.

Ingredientes

  • 1 kg de cebollas
  • 1 diente de ajo
  • 6-7 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 kg de calamares  o chipirones
  • 1 cucharada de pan rallado
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 2 bolsitas de tinta (si los calamares son frescos, reserva su bolsa de tinta, que es la de mejor sabor y tintura)
  • 150 cc de vino blanco de calidad
  • un poco de caldo de pescado o agua
  • 1 hoja de laurel, sal y pimienta o cayena

Preparación

  1. Pelar  y picar las cebollas y el ajo.
  2. Calentar el aceite en la cazuela (o en la olla a presión) y rehogar las cebollas y el ajo hasta que se vuelvan transparentes.
  3. Mientras tanto, limpiar los calamares quitándoles la piel y las tripas, reservando la tinta si la tienen. Trocearlos si son grandes.
  4. Añadir los calamares limpios a la cazuela y rehogar durante tres minutos, más o menos, hasta que cambien de color y empiecen a dorarse.IMG_2298
  5. Añadir el pan rallado y dorar durante un minuto.
  6. Añadir la salsa de tomate y las tintas, removiendo bien hasta que el guiso se vuelva negro.IMG_2299
  7. Añadir el vino y un poco de agua o caldo de pescado, pero que no llegue a cubrir los calamares.
  8. Añadir el laurel y salpimentar.IMG_2300
  9. Tapar la olla y dejar cocer hasta que estén tiernos (unos 20-25 minutos, dependiendo de la calidad del calamar). Si los guisas en olla a presión, retira del fuego cuando la válvula lleve girando 10 minutos; en olla superrápida, solamente 2 minutos desde que aparece la primera raya.
  10. Retirar del fuego, dejar reposar y servir con arroz blanco. Si deseas la salsa muy fina, puedes pasarla por el chino.
  11. ¡A comer sin miedo!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebraciones, Segundos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s