Ensalada de pollo con salsa rosa

IMG_1396Esto es como el vestido de Cenicienta, que con unos retales acabas realizando una maravilla. Aunque no tengas pajaritos simpáticos ni ratones hacendosos, conseguirás, sin ninguna pretensión, un entrante triunfador.  Esta humilde combinación recoge los restos de pollo que sobró del asado, o del caldo, y la media manzana que andaba dando vueltas por la nevera, y las hojitas de lechuga que estaban a punto de ponerse a llorar de puro mustias, para terminar bañadas en una salsa rosa en su punto justo de color.

Es un alimento completo, solamente le faltan algunos glúcidos que puedes incorporar si la tomas con pan. Se porta genial en las comidas compartidas, espera bien a los invitados si no la revuelves y te la puedes llevar al día siguiente a trabajar envuelta en pan a modo de perfecto sandwich.  No sabes cómo se agradece a media mañana un tentempié tan sólido.

Y si la sirves en un recipiente poco habitual, aunque sea para ti, o mejor aún, porque es para ti, llevará alegría y color a la mesa.

Ingredientes

  • Una pechuga de pollo o gallina o media pechuga de pavo, asadas o cocidas.
  • Lechugas variadas para el fondo y 1 cogollo de lechuga para adornar
  • Media manzana o una rodaja de piña natural u otra fruta que te guste y haga contraste. Zumo de limón para bañar la fruta y evitar que se oxide.
  • Nueces peladas, al gusto
  • Para la salsa rosa: 300 cc de aceite de girasol, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 huevo a temperatura ambiente, sal, limón, 1 cucharada de mostaza de Dijon, 4-5 cucharadas de catsup. Opcional: un toque de canela, un toque de brandy, una cucharada de zumo de naranja.

Preparación

  1. Lavar las lechugas. Separar las hojas del cogollo y hacer una cama con ella en la ensaladera o plato donde se va a servir.
  2. Cortar las lechugas en tiritas y disponerlas por encima.
  3. Cortar la manzana en rodajas finitas y pasarlas por zumo de limón para que no se oscurezcan. Colocarlas ordenadamente sobre las lechugas.
  4. Cortar la pechuga en cuadraditos y colocar dentro de la capa de manzanas.
  5.  Añadir las nueces peladas y partidas.
  6. Salsa rosa: hacer una mahonesa con el huevo, la sal, unas gotas de zumo de limón y los dos aceites. Añadir la mostaza y el catsup al gusto, remover hasta que el color sea homogéneo.
  7. Añadir los sabores opcionales para hacer la salsa más fuerte, si se desea.
  8. Verter la salsa por encima de la ensalada y adornar con alguna nuez.
  9. ¡Hale hop! Ya está listo.IMG_1394
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrantes, Fast good, Sin gluten y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s