Lágrimas de almendra

Lágrimas de almendraNo sé por qué se llaman así estas pastas, salvo por la pena que da cuando se terminan. ¡Son tan agradecidas! No tienen el glamour del chocolate ni son cosmopolitas como las cookies pero tienen ese no sé qué de merienda elegante que les tomas cariño y luego las echas de menos  cuando se acaban.

Pero como se hacen muy fácilmente, la pena dura poco. La receta es una versión del libro “Con las manos en la masa” de L. Doesser, un tesoro para cualquier monstruo de las galletas, como quien suscribe esta entrada. En media hora tendrás unas treinta galletas y la casa inundada de aromas suculentos que atraerán a los vecinos. Resérvate unas pocas porque se las llevan y con la disculpa de que se hacen en seguida te lías a regalar y te quedas sin ninguna y luego tienes que volver a hacerlas porque son muy rápidas y de nuevo vienen los allegados al olor del horno y cómo no vas a darles unas cuantas si la otra vez les gustaron tanto y…

Ingredientes

  • 225 g de mantequilla blanda
  • 140 g de azúcar
  • 1 yema de huevo ligeramente batida
  • 3 gotas de extracto de almendra (o si tienes Amaretto, una cucharadita)
  • 280 g de harina
  • 110 g de almendra molida (si son enteras, puedes molerlas junto con el azúcar)
  • una pizca de sal
  • 4 cucharadas de mermelada de frambuesa, de cereza negra o de ciruela roja

Preparación

  1. Precalienta el horno a 190 ºC y forra dos bandejas con papel para hornear o con lámina de teflón.
  2. Pon la mantequilla y el azúcar en un bol y mézclalos bien con una cuchara de madera. Incorpora la yema y el extracto de almendra mientras lo bates.
  3. Tamiza la harina con la pizca de sal sobre la mezcla, añade las almendras y remuévelo hasta que esté todo bien ligado.
  4. Con una cuchara, forma porciones y moldéalas con las manos en forma de bola. Colócalas en las bandejas dejando distancia entre ellas. Con el mango de una cuchara de madera humedecido, haz un hueco en el centro de cada galleta y luego rellénalo con la mermelada que te guste (en la imagen hay de cereza y de ciruela):Formando las lágrimas
  5. Hornea las galletas entre 12 y 15 minutos, hasta que estén doradas. Una vez fuera del horno, déjalas 5 minutos en la bandeja para que se enfríen y después, con la ayuda de una espátula, colócalas sobre la rejilla hasta que se enfríen del todo.IMG_1361
  6. ¡Y llegó la hora de compartir!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desayunos y meriendas, Postres y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lágrimas de almendra

  1. marga dijo:

    Estoy deseando hacerlas. Hummmmm !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s