Muñecos de jengibre

Muñecos de jengibreDescubrí estas galletas en la enciclopedia de Robert Carrier y me sedujeron con sus sonrisas. Creo que no soy la única que se rinde ante sus encantos, porque los niños se entusiasman con ellas y los mayores se sorprenden de lo deliciosas que están. Tienen la gracia de la Navidad sajona porque llevan especias. Eso les da un toque invernal pero no temas, que no pican, solamente desprenden aromas del lejano Oriente para recordarte que los Reyes Magos andan cerca.

Su elaboración es simple y solo exige un buen reposo de la masa. En el horno soportan todo tipo de ensayos: las he horneado en hornos grandes, pequeños, con aire, sin él y siempre han salido igual de bonitas. Puedes hacerlas con niños y ellos les darán su toque personal al decorarlas. Mi sobrino Javier fue el primero que las hizo con el ceño fruncido y desde entonces hago una enfadada, para que haya de todo en la bandeja.

Son las típicas galletas para colgar en el árbol de Navidad, pues son firmes y resistentes. Se conservan más de un mes en un recipiente hermético y si te gustan muy crujientes, solo con darles tres minutos de horno fuerte les devuelves su vigor inicial.

¡Te enamorarán!

Ingredientes (para unas 15-20 galletas)

  • 300g de harina
  • 2’5 ml (media cucharadita de postre) de pimienta inglesa molida o  mezcla de pimientas molida
  • 5 ml (una cucharadita) de jengibre molido
  • 5 ml  de canela molida
  • 1 pellizco de sal
  • 5 ml de bicarbonato sódico
  • 175 g de mantequilla
  • 60 ml (4 cucharadas soperas) de azúcar moreno
  • 8 cucharadas soperas de miel líquida
  • 90 ml (6 cucharadas) de leche
  • guindas glaseadas y pepitas o trocitos de chocolate negro para adornar

Preparación

  1. Tamiza la harina, pimienta, jengibre, canela, sal y bicarbonato en un cuenco grande.
  2. En otro cuenco grande, ablanda la mantequilla con una cuchara de madera hasta que esté blanda. Agrega la miel y el azúcar y sigue batiendo hasta que esté esponjoso y ligero. Puedes hacerlo con varillas, si se te da mejor.
  3. Incorpora parte de la harina a esta mezcla y la vas alternando con la leche, hasta mezclar todos los ingredientes haciendo una masa uniforme, amasándola un poco con los dedos.
  4. Haz una bola y guárdala en recipiente hermético o en bolsa de plástico en la nevera durante toda la noche. Bueno, por lo menos, unas cuatro horas.
  5. Calienta el horno a 190ºC  (si le pones aire, baja 15 ó 20 ºC  la temperatura).
  6. Engrasa dos bandejas de horno o cúbrelas con papel encerado o lámina de teflón o silicona.
  7. Extiende una parte de la masa con el rodillo sobre la mesa ligeramente enharinada, hasta que tenga 4 mm de espesor (más o menos).
  8. Corta las figuras con un cortapastas adecuado y pásalas con cuidado a las bandejas. Ten en cuenta que aumentan un poco de tamaño con el calor.Muñecos listos para el horno
  9. Da rienda suelta a tu creatividad y decóralas con las guindas y el chocolate troceado.
  10. Introduce la bandeja en el horno durante 10-15 minutos (en mi horno son exactamente 12 minutos, tendrás que ver cómo va el tuyo), hasta que estén doradas y firmes.
  11. Gira la bandeja si ves que se doran más por una parte que por otra, a veces el calor del horno no es uniforme.
  12. Saca las galletas del horno y déjalas reposar en su bandeja tres o cuatro minutos.
  13. Luego pásalas a una rejilla para que se enfríen del todo.

    Muñecos de jengibre horneados

    Muñecos de jengibre horneados

  14. ¡Y a disfrutar!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desayunos y meriendas, Postres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s