Jalea de membrillos

Jalea de membrillosO delicia de membrillos, lo llamaría yo. Es la esencia del membrillo en dulce, pero no empalagoso, sino con ese toque ácido de las buenas confituras y el sabor rotundo y aromático del membrillo. Todo ello encerrado en una brillante, transparente y exquisita jalea.

No es de extrañar que sea tan buena compañía para las carnes de caza, el paté de foie o el queso fresco. Y que sea el barniz perfecto de una tarta de manzanas o el ingrediente mágico de una granola. Además, se prepara casi por su cuenta, apenas tienes que vigilar que no se derrame durante la cocción. ¡Y dura años si está bien envasado!

Ingredientes

  • Líquido de cocer membrillos
  • El peso de ese líquido en azúcar

Preparación

  1. Filtrar bien el líquido de cocer membrillos con un tamiz o con un colador fino o con un filtro de nylon o tela (las antiguas “mangas” de hacer café son las mejores).Liquido de cocer membrillos
  2. Cuanto más fino sea el colador, menos briznas de membrillo entran y la jalea sale más transparente. Aprovecha también el líquido que resta del membrillo que has dejado escurriendo.

    Jugo de cocer membrillos

    Jugo de cocer membrillos

  3. Pesa el líquido reservado y añade la misma cantidad de azúcar a la cazuela (en mi caso, pesé 450 g de líquido y puse 450g de azúcar. Poner en una cazo alto al fuego y disolver bien el azúcar al calor. Dejar cocer sin que llegue a derramarse, retirando la espuma blanca que se va formando al inicio con una espumadera.haciendo jalea de membrillos
    Retirar la espuma

    Retirar la espuma

    llevar a ebullición sin derramar

    llevar a ebullición sin derramar

  4. Cuando empiece a hervir, reducir el calor y dejar que siga hirviendo hasta que se reduzca. Puede llevar desde 20 minutos a una hora, dependiendo del tipo de membrillos que hayas utilizado.

    Prueba del hilo de la cuchara

    Prueba de la cuchara

  5. Cuando al tomar una cucharada de la mezcla el contenido caiga en un hilo continuo, no en gotitas, la jalea estará lista. Notarás que al pasar el dedo por el dorso de la cuchara, se queda la huella de tu dedo. Y si pones un poco de la jalea en un plato frío, se formarán arruguitas en la superficie y antes de que te des cuenta se queda gelificado.
  6. Viértelo en un tarro de boca ancha previamente esterilizado, o en un molde que te guste y déjalo enfriar. Tápalo y conserva en sitio seco y oscuro durante al menos un año.Jalea de membrillos
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conservas, Desayunos y meriendas, Postres, Sin gluten, Sostenible y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s