Tabouleh

taboulehPeculiaridades que tiene la vida: conocí esta ensalada árabe en pleno centro de Düsseldorf, en la terraza de un desenfadado restaurante libanés que conocía Karin. Nos sirvieron un platito con perejil y cebolla, aliñado con limón y aceite de oliva y acompañado de pan de pita. Estaba tan bueno y era tan sencillo que rápidamente me lo llevé a casa y durante años cenamos ignorantes unos tremendos bocadillos de perejil creyendo que era tabouleh auténtico.

Mucho más tarde descubrí en Marruecos que el tabouleh llevaba hierbabuena, trigo partido (bulgur) o sémola gruesa (cuscús) y  garbanzos; en Turquía lo encontré aromatizado con especias y pasas, que añadían un contraste suculento al jugo del limón.  Cada uno de los nuevos ingredientes  mejoraba el plato. Así que poco a poco fui dando con la proporción más equilibrada de elementos y el resultado es lo que tienes ante ti. Fácil, sano, digestivo y delicioso con el paso del tiempo. No podía ser sino otro regalo de nuestros antepasados árabes.

Ingredientes

  • 1 buen manojo de perejil fresco (olvídate del perejil seco o congelado, esto es una ensalada)
  • 5 ó 6 hojitas de hierbabuena (aquí puedes intentar que sean congeladas, pero frescas ganan mucho)
  • 1 cebolla pequeña o media cebolla grande
  • 1/2  taza de bulgur (trigo integral partido, búscalo en herboristerías o tiendas ecológicas) o cous-cous precocido (el más habitual en cualquier gran superficie)
  • 1 tomate
  • 1 puñado de pasas sin semillas
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1 pizca de canela (cuidado con no pasarte, es sólo un ligerísimo toque)
  • jugo de medio limón
  • aceite de oliva y sal para aderezar
  • un puñado de garbanzos cocidos (opcional)

Preparación

  1. Hervir el bulgur en una taza y media de agua ligeramente salada. Suele tardar unos 20 minutos hasta que absorbe todo el agua. Si utilizas cous-cous precocido, solamente tendrás que añadir por encima media taza de agua hirviendo salada y dejarlo que aumente de tamaño durante cuatro o cinco minutos. Si es sémola gruesa, sin cocer, tendrás que hervirla pacientemente sus 15 – 20 minutitos.
  2. Dejar enfriar el bulgur o el cous-cous.
  3. Mientras tanto, picar el perejil y las hojas de hierbabuena en minúsculos trocitos.
  4. Picar igualmente la cebolla y añadirlo todo a los granos cocidos. Remover para mezclar bien.

    Añadir hierbas y cebolla picados

    Añadir hierbas y cebolla picados

  5. Añadir un poco de sal y las especias. Remover bien.
  6. Picar el tomate también muy menudo y mezclar con lo anterior. Añadir las pasas y los garbanzos si vas a utilizarlos. Si te gusta el pimiento en las ensaladas, prueba a poner un poquito, siempre bien picado.
  7. Añadir el jugo de limón y el aceite de oliva suficiente para aliñar a tu gusto: no hace falta mucho, así que ve poco a poco probando hasta que des con tu punto.
  8. Disfrútalo recién hecho o con un día de asiento. Luego nos cuentas.Tabouleh
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aperitivos, Entrantes, Fast good, Ligeros y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s