Bizcocho de café

Bizcocho de caféÚltimamente se me desata la creatividad cuando me dispongo a hacer un bizcocho. A ello contribuye la ausencia de algún ingrediente, ausencia que detecto habitualmente cuando tengo la mitad de la mezcla en el vaso de la batidora y ya no hay vuelta atrás: o innovas o sufres la culpabilidad de desechar los preciados ingredientes de tu mezcla. Es increíble lo que uno es capaz de hacer con tal de no tirar un vaso de aceite y un par de huevos a la basura.

En mi afán de no tirar nada, como buena ama de casa que se precie, intento probar nuevos sabores con las alternativas que tengo a mano y mira, a veces suena la flauta y encuentro algún tesoro como el bizcocho de almendras o como este morenito bizcocho de café. Esta vez faltaba azúcar y ya estaba yo rebuscando entre los edulcorantes posibles, cuando di con el azúcar morena y pensé que valía pero que saldría el bizcocho oscuro. Color por color, asocié el tostadito con el café y…  ¡ahora ya tengo otro vicio más que añadir a mi larga lista de adicciones!

No voy a quedármelas todas, dicen que es bueno compartir. Así que aquí te dejo la fórmula básica del bizcocho y ya me dirás si has conseguido vencer la tentación de no probar la mezcla antes de hornear. Porque el café y la vainilla juntos son irresistibles.

Ingredientes

  • 1 yogurt natural (125 cc)
  • 3 huevos grandes
  • el envase del yogur lleno de aceite de girasol
  • 2 envases llenos de azúcar morena
  • 3 envases llenos de harina común
  • 14g de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla (o las semillas ralladas de media vaina de vainilla natural)
  • 2 cucharadas soperas de café instantáneo

Preparación

  1. Forrar un molde con papel de horno o bien engrasarlo con mantequilla y espolvorearlo después con un poco de harina.
  2. Calentar el horno a 180ºC.
  3. Poner en el vaso de la batidora el yogur, los huevos, el aceite y el azúcar y batir hasta que quede una crema uniforme.
  4. Añadir el café, la vainilla, el polvo de hornear y batir de nuevo. Añadir la harina y batir ligeramente, si hiciera falta, terminar de integrar la harina con una espátula.
  5. Verter la mezcla en el molde y hornear durante 35-40 minutos, según el horno.Hornear
  6. Dejar enfriar 10 minutos en el molde y después desmoldar para que termine de enfriarse.Bizcocho de café
  7. Puedes bañarlo con un glaseado hecho con azúcar en polvo y unas gotas de zumo de limón.Bizcocho de café
  8. O tomarlo tal cual, en su impresionante sencillez:

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bizcocho de café

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desayunos y meriendas, Postres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s