Crema de calabacín sin lácteos

crema de calabacín

Calabacín al desnudo. Protagonista. Como la seda: cálido en invierno y refrescante en verano, según la densidad y la temperatura que elijas para disfrutarlo. Este es otro error  -y ya van unos cuantos, qué recetario es éste, Dios mío-  debido a la precipitación y el desorden: cuando fui a añadir los quesitos consabidos no había ninguno en la nevera. Y antes de tirar nada, que eso jamás, ni de guardarlo para incorporarlos al día siguiente -¿y preparar otra cosa con el hambre que hay por aquí a estas horas?-  pues fue directo al plato y, ¡zas!, sorprendió a los paladares del personal. Y si bien es verdad que el hambre hace mucho, esta vez era cierto que la crema estaba espectacular.

Para que resulte inmejorable, el truco es la frescura de la materia prima y la cantidad de agua justa. Como  cada calabacín es de su madre y de su padre, puede resultar más o menos jugoso y hay que ajustar la cantidad de líquido con precisión. Más vale quedarse corto y diluir la crema al final si es necesario.

Los calabacines mejores para esta crema son los blancos, pero son más delicados y temporales que los oscuros. Se utiliza la piel, que aporta sabor y color, pero puedes prescindir de ella si el calabacín es viejo.

Por supuesto, puedes añadirle lácteos al final si buscas un sabor más suave y una textura más untuosa. Quesitos, leche entera, yogur natural o nata matizan el sabor si el calabacín es bravo.

Ingredientes

  • 1 kg de calabacines
  • 1 cebolla grande
  • 90 cc de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cm de raíz de jengibre pelada (como dos monedas de 1 euro)
  • 1 pastilla de caldo vegetal
  • sal y pimienta negra
  • agua

Preparación

  1. En una cazuela de fondo grueso o una olla a presión, calentar el aceite y añadir la cebolla pelada y picada, calentando hasta que se vuelva transparente.OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  2. Lavar y secar bien los calabacines y retirarles los extremos. Cortarlos en dados.OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  3. Pelar y picar el jengibre y añadirlo a la cazuela.
  4. Incorporar los dados de calabacín y  saltear durante 10 minutos, o hasta que empiecen a transparentarse.OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  5. Añadir la pastilla de caldo y la pimienta, añadir agua pero sin llegar a cubrir las verduras. OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  6. Cocer a fuego lento hasta que las verduras se deshagan (unos 20 minutos en olla tradicional y unos 5 minutos en olla a presión).OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  7. Retirar del calor y triturar bien con una batidora de mano, con paciencia hasta conseguir la textura deseada. Si es necesario, puede añadirse más agua. Rectificar la sal.
  8. Servir con galletas saladas, crakers o “regañás”.
  9. O con un poquito de yogur o nata, si quieres darle más color…crema calabacín con yogur
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrantes, Fast good, Ligeros, Sin gluten, Sin lácteos, Vegetariano y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s